Envíos y devoluciones

La ley 23/2003, de 10 de julio de Garantías de la Venta de Bienes de Consumo, establece que cualquier artículo nuevo tiene una garantía de al menos dos años desde la fecha de su adquisición. Esta garantía se limita en cualquier caso a defectos de fabricación, y nunca podrá aplicarse si el deterioro del artículo es consecuencia de su uso o negligencia por parte del usuario final.

En caso de que el usuario sufra una incidencia en la compra por Internet, ya sea por que no le llegue el producto comprado o porque el precio no sea el acordado, y siempre que se trate de compras realizadas en comercios de países de la Unión Europea, la ley garantiza sus derechos.

Según la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI), en vigor desde julio de 2002, que a su vez sigue la Directiva Europea 2000/31/CE de Comercio Electrónico, el comprador siempre tiene derecho a un recibo realizado contra el importe y la conformidad explícita de su compra.

Este recibo se le enviará por correo electrónico y debe permitir su impresión en papel. Además, el cargo en la cuenta del usuario sólo se podrá realizar en el momento en que éste obtenga el recibo y no antes. Deben constar todos los datos de la empresa, así como los costes de la operación y los servicios por los que se ha pagado. Así se consigue la prueba legal, con carácter contractual, con la que defenderse en un pleito.

En el caso de que en el proceso de compra tuvieran lugar inconvenientes que lleguen a implicar que esta no resulte satisfactoria, le rogamos lo comunique mediante e-mail o contactando por teléfono al número 951 91 45 97, para así poder mejorar el servicio que se le esté ofreciendo.